lunes, 18 de octubre de 2010

Medalla a la bravura en bronce.



Medidas
3.6 x 3.6 cm.  

Estado
Muy bueno. Cinta original.  

Datos de interés
Tras la ocupación de Checoeslovaquia por parte de Alemania, este país fue desmembrado en varias zonas distintas. Una de estas zonas era un nuevo estado semi-independiente, Eslovaquia, que admitiendo la autoridad de los alemanes, cedió a éstos el manejo de sus asuntos con el exterior a cambio de poder manejar por cuenta propia su gobierno en el interior. De esta manera, Eslovaquia se administraba por si misma como un estado independiente en lo interno, pero vasallo del III Reich en el exterior.  Cuando llegó la guerra contra la Rusia soviética, los eslovacos reclutaron una división motorizada propia y varios escuadrones de aviación que, aliados a los alemanes, pelearon a favor de éstos durante el resto de la guerra. Los eslovacos que se distinguieron en combate recibieron sus propias condecoraciones aparte de las alemanas. 

El anverso de esta medalla a la bravura representa un águila atacando a una serpiente. Se supone que simboliza a Eslovaquia combatiendo a los bolcheviques. La medalla es de bronce macizo y con un agradable sobredorado. La medalla tuvo tres categorias, oro, plata y bronce, y se concedía por hechos destacados de valentía en combate. El reverso tiene el reborde alzado en forma circular para enmarcar dos ramas de laurel cruzadas por una cinta en la zona inferior. En la superior una especie de uve, y en su interior el escudo nacional eslovaco, un símbolo antiguo, consistente en unas montañas dominadas por una cruz ortodoxa de tipo griego. Se me olvidaba mencionar que en el anverso, debajo de la serpiente, hay una pequeña "s" que supongo que es la marca de acuñación. El prendedor  tiene forma de una uve, que es la parte final de una cinta que sujeta un haz de varas, el fascio romano, que simboliza la justicia y autoridad estatal. El relieve del águila atacando a la serpiente recuerda al mismo motivo usado por los norteamericanos en algunas de sus monedas de plata, y por los mejicanos, pero supongo que es una mera coincidencia. En todo caso, es un águila muy realista, que no parece que tenga que ver con el águila alemana. Debido al dorado y a la finura del anverso, resulta para mi gusto una condecoración muy agradable a la vista.

No hay comentarios: